¿Qué es una caldera de gasoil?

Las calderas de gasoil son aparatos que utilizan gasóleo para generar calefacción y agua caliente sanitaria. Concretamente, usan gasóleo C, tipo de gasoil más económico y con más parafina que el gasóleo tipo A y B que utilizan los medios de transporte a gasoil.

Funcionamiento de una caldera de gasoil

Su funcionamiento es bastante sencillo: el sistema funciona calentando el agua que viaja a través de la casa, proporciona calor a través de equipos tales como radiadores.  Seguidamente el agua enfriada se recircula de nuevo a la caldera para ser recalentada.

Dado que es un sistema cerrado, hay poca o ninguna pérdida de agua durante el proceso de calentamiento y recalentamiento.

¿Cómo elegir una caldera de gasoil?

A la hora de elegir la caldera de gasoil debemos tener en cuenta tres aspectos fundamentales:

La potencia necesaria.
El caudal de ACS.
La eficiencia energética.

  • Mejor caldera de gasoil
  • Caldera de Gasoil. Que es una caldera de Gasoil
  • Como funciona una caldera de gasoil

Por otra parte, a la hora de elegir la mejor caldera de gasoil debemos tener en cuenta: potencia de calefacción, caudal de ACS y su eficiencia energética para obtener el mayor rendimiento con la misma cantidad de gasoil.

Para instalar una caldera de gasoil has de contar con el espacio de la propia caldera y en depósito para almacenar el gasoil, que deberá de ser más grande cuanta mayor autonomía quieras tener. Por lo que necesitarás disponer de bastante espacio para su instalación.

Ventajas e inconvenientes de las calderas de gasoil


Ventajas:

Rendimiento: Una de las ventajas es el buen rendimiento de este tipo de calefacción. Las calderas de calefacción de gasoil calientan mucho más rápido los espacios y el agua que otros sistemas de calefacción.

Rapidez: Las calderas de gasoil son capaces de calentar el ambiente a gran velocidad.

Disponibilidad: La instalación de calefacción de gasoil es muy sencilla y los depósitos con esta funcionalidad se pueden instalar en cualquier hogar.

Vida útil: Los depósitos de gasóleo homologados que se instalarán en el caso que decidas hacerte con la calefacción de gasoil en casa duran mucho más porque la propia quema del combustible beneficia al mantenimiento del depósito y, más allá, de la caldera.

Menor toxicidad: La quema de gasoil no genera monóxido de carbono. Una calefacción de este tipo consume menos cantidad de combustible porque lo quema más lentamente.

Eficacia: Las calderas de Gasoil son capaces de funcionar incluso cuando la temperatura exterior es menor a cero grados. Es por eso, que es un combustible que se suele usar en climas muy fríos.

Inconvenientes:

Abastecimiento: El combustible debe ser comprado, trasportado y almacenado en la casa.

Eficiencia: Las calderas de gasoil no son tan eficientes en el uso de la energía ni en la emisión de gases como las calderas de gas y mucho menor que la aerotermia.

Precio del gasoil: Este quizá sea el primer inconveniente que nos planteemos al instalar una caldera de gasoil. El precio del gasóleo para calefacción suele ser uno de los inconvenientes que vienen a la cabeza, ya que está sujeto a las fluctuaciones de mercado, que tienden a ir al alza. Sin embargo, se puede obtener gasoil a buen precio a través de empresas suministradoras sin intermediarios.

Mantenimiento: Con el uso se produce una acumulación de restos de la combustión que es necesario limpiar al menos una vez al año.

¿Cuánto consume una caldera de gasoil?


En condiciones normales, tendrá una boquilla de 0,5 GPH (1 GPH=40.000 kcal/h), luego gastaríamos 1,87 kg/h de gasóleo a la hora.
Hay que saber que un litro de gasóleo pesa 0,850 kg, si nos han suministrado 1000 litros tendremos 850 Kg en el tanque de gasoil.
Esperamos haber resuelto tus dudas sobre las calderas de gasoil, su funcionamiento y sus ventajas e inconvenientes.

¡Compartir!