Skip to main content

A pesar de que no todas las personas estén familiarizadas con el uso y la descripción precisa de estas máquinas, resulta crucial que posean el entendimiento necesario para abordarlas y formar opiniones acerca de sus funcionalidades y características.

¿Qué es un descalcificador de agua?

Un descalcificador de agua es un dispositivo diseñado para eliminar el exceso de calcio del agua, por lo tanto, podemos afirmar que la descalcificación implica la eliminación de la dureza del agua mediante procesos de intercambio iónico.

Las aguas se clasifican en dos categorías: aguas duras y aguas blandas. La clasificación se basa en la cantidad de cationes metálicos, incluyendo calcio y magnesio, presentes en forma de bicarbonatos y carbonatos. Se considera agua dura aquella que tiene una concentración superior a 120 mg CaCO3/L.

El funcionamiento de un descalcificador de agua se basa en un proceso conocido como intercambio iónico, que tiene como objetivo eliminar la cal. En este proceso, ocurre esencialmente un intercambio de iones de calcio (Ca2+) y magnesio (Mg2+) por iones de sodio (Na+).

¿Cómo funciona un descalcificador de agua?

El proceso de descalcificación del agua se realiza mediante el intercambio de diversos iones. Para ello, se utilizan algunas resinas y se capturan los iones de magnesio y calcio que quedan en el agua, eliminándolos de manera completa y eficientemente.

Como funciona un descalcificador de agua

Los procesos que realiza un descalcificador de agua son 3:

  • Intercambio iónico.
  • Descaclificación.
  • Regeneración.

En el primer proceso (intercambio iónico) el agua, compuesta con cal y magnesio, atraviesa una resina que atrapa todos los iones desprendidos por el calcio y el sodio. Hay que tener en cuenta que el sodio es un elemento químico más soluble que el calcio, con él se pueden evitar algunos problemas de dureza en el agua y ciertas incrustaciones.

En un segundo proceso (descalcificación) el agua que ha pasado anteriormente por la resina, regresa a la parte superior de la columna que contiene y un contador de agua descalcificada cuando se requiere una regeneración.

Y, por último, dado que la cantidad de iones de magnesio y calcio que la resina recoge es limitada, cuando la resina se resiste a absorber más cationes, se debe lavar con una solución que se concentra en la sal común, que es el tercer proceso (regeneración).

Ventajas del descalcificador de agua

Los beneficios de tener un descalcificador en casa

  • Se restaura la pureza del agua, devolviéndole sus propiedades originales.
  • Lavar el cabello con agua desmineralizada proporciona suavidad y brillo al pelo.
  • De igual manera, se logra un cuidado óptimo de la piel, manteniéndola suave y tersa.
  • En lo que respecta a la ropa, se logra un lavado perfecto con una menor cantidad de jabón, lo que resulta en un ahorro de agua, y contribuye a mantener la suavidad de las prendas y la intensidad de los colores.
  • En cuanto a los radiadores, calderas, grifos, duchas, mamparas y otros componentes, quedan protegidos de la acumulación de cal.

Por lo tanto, tener un descalcificador de agua en casa conlleva ahorros en la compra de productos de limpieza y belleza, así como un aumento en la eficiencia energética al mejorar el rendimiento de las calderas y sistemas de calefacción, y mantener los electrodomésticos en condiciones óptimas, como si fueran nuevos.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre que es, su importancia y como funciona un descalcificador de agua.

¡Compartir!